Cómo prepararse para una Spartan Race

¿Por qué se subestima la preparación? ¿No te encanta que alguien te diga: "Tienes suerte"? Si eres como yo, es como encender la mecha de una carga de dinamita de 10 toneladas en mi mente. La respuesta natural de cualquier trabajador es: "La suerte no ha tenido nada que ver". Y la suerte no tiene nada que ver con la preparación de la Spartan Race.

También es difícil tener suerte cuando te estás preparando para una carrera. Por eso Spartan ha impulsado su campaña "couch to the course": no sólo para crear entusiasmo por la carrera, sino también para prepararte para ella antes de hacerlo. En una carrera Spartan, la única suerte que puedes tener es que hayas elegido los números ganadores en un rasca y gana que has comprado mientras te tomabas tu batido de proteínas después de la carrera. Todo lo demás se consigue con esfuerzo. La suerte no tiene nada que ver con la carrera.

Dado que la mayoría de los corredores de la Spartan son atletas muy trabajadores, motivados, dedicados y que van al límite, es probable que la suerte no tenga nada que ver con la carrera o con la preparación que se lleva a cabo. Las carreras y la preparación para las mismas siguen el mismo modelo: trabajar duro, mantenerse motivado, dedicarse al entrenamiento y superar los límites.

No te equivoques, competir en cualquier carrera Spartan y acabar completando una Trifecta es un reto garantizado. Es un trabajo muy duro, pero es absolutamente factible. Una vez que tengas la mentalidad y el plan de entrenamiento correctos y dediques tiempo a poner en práctica tu plan, estarás bien encaminado para pasar del sofá a la carrera y entrar en las filas de los espartanos.

Aquí tienes algunos consejos para empezar tu preparación para la Spartan Race:

  1. Puedes empezar a entrenar por tu cuenta, buscar un gimnasio o un entrenador, o descargarte la aplicación Spartan Fit, que está llena de entrenamientos diseñados por Spartan y simulaciones de carreras. También hay nuevos vídeos, consejos y sugerencias útiles a diario en Spartan.com, y en los canales de medios sociales de Spartan, donde puedes encontrar una comunidad de espartanos que te ayudarán a prepararte. Trabajar con un entrenador o un grupo de personas puede ser divertido y útil, así que cuantos más seamos, mejor.
  2. El truco para prepararse es la constancia. Puedes empezar tu plan, pero tienes que seguir empujando la aguja hacia adelante. Si flojeas, retoma el ritmo y vuelve a poner en marcha tu plan.
  3. Empieza a centrarte en otros aspectos además de la preparación física. Sí, debes ponerte en forma físicamente y trabajar duro, pero también debes centrarte en otros aspectos de la preparación. Tu preparación mental se alimenta del conocimiento y la constancia. Una vez que empieces a prepararte y a aprender más sobre las carreras, tu confianza en ti mismo aumentará. No sólo te decimos que puedes superar una carrera, sino que ahora empiezas a creerlo.

    ¿Algo de esto suena a suerte? Exactamente. A mí tampoco me sonó así.

La motivación se crea estableciendo un objetivo, trabajando para conseguirlo y alcanzando hitos. Cada vez que alcances un objetivo, tu motivación debería aumentar. ¿Te cuesta encontrar la motivación para empezar? Establece objetivos más pequeños y alcanzables. Sigue subiendo el listón. Apúntate a una carrera (un sprint). Sigue preparándote.

Aquí tienes unos cuantos consejos para motivarte:

  1. Comienza con objetivos alcanzables: Por ejemplo, decide unirte al camino del couch to Spartan Sprint. Empieza evaluando tus limitaciones físicas actuales y comienza tu plan. Empieza dando paseos cortos y amplíalos a otros más largos. Empieza a correr una vez a la semana. A partir de ahí, amplíalo. Una vez que seas capaz de trotar tres millas y hacer 15 burpees, evalúa cuánto tiempo te llevará correr cuatro o cinco millas y hacer 30 burpees.
  2. Una vez que seas capaz de correr tres millas, debes celebrar ese logro. Hay quienes buscan completar la distancia de una media maratón y luego correr una Spartan Beast. Una vez que hayas completado la distancia de 13 millas, marca mentalmente que has conseguido un logro importante. Hacer esto le ayudará a motivarse. También deberías tomarte un tiempo para reflexionar sobre dónde empezaste y lo lejos que has llegado. Esto también es un factor de motivación.
  3. Elige una carrera para correr y sigue tu camino: Inscríbete en la carrera y sigue entrenando. Completa tu primera carrera, o el siguiente reto, y esto te impulsará hacia la siguiente.

    *La motivación y la suerte no son sinónimos. "AROO" es el grito de guerra motivador del espartano.

Cuando decides hacer una Spartan Race, ya te has comprometido con el hecho de que tendrás que ponerte a trabajar para mantenerte motivado y continuar con la motivación en el proceso. Sin embargo, hay algo que decir sobre la dedicación. La dedicación requiere esfuerzo. Hay que sacar tiempo para entrenar. Hay que superar los retos. Tienes que mantenerte en el camino y aprovechar tus esfuerzos para mejorar. Todo esto requiere dedicación, no suerte.

Aquí tienes algunos consejos para asegurarte de que te mantienes en el camino:

  1. Gestión del tiempo: Al entrenar, puede que te des cuenta de que añadir el entrenamiento, la nutrición, etc., puede requerir ciclos de tiempo extra. Date cuenta de que todo es para mejorar, es todo para ti, así que saca tiempo para ello. No hay mejor momento que el presente para prepararse para el futuro. Esta es también una forma de desarrollar buenos hábitos para todo lo que hagas en la vida.
  2. Crear buenos hábitos Los objetivos te dan la capacidad de mantenerte en el camino. A medida que progreses y sigas rompiendo metas, te volverás más dedicado a trabajar en ellas. Crearás buenos hábitos. Esto reforzará la dedicación en tu vida a lo que te comprometiste.
  3. Una vez que encuentres el compromiso, serás capaz de superar los días difíciles, el trabajo duro y los desafíos. Tienes un objetivo, estás trabajando para conseguirlo, y seguirás dedicado y comprometido a completar las tareas que tienes entre manos.

    La gente afortunada siente que tropieza con algo bueno. Establecer tus objetivos para completar una carrera es una decisión consciente, no un tropiezo.

Ahora que ves todo el trabajo duro (ejem... no la suerte) que has puesto en la preparación de la Spartan Race y lo estás haciendo, empuja más fuerte. Nos gusta decir "¡Spartan up!". Mientras te preparas, te dedicas, te comprometes y construyes tu motivación, recuerda que es importante esforzarte. El hecho de que estés corriendo es un gran empujón hacia adelante, así que aprovecha eso y empuja en tu entrenamiento. Empuja el día de la carrera. Supera los límites.

Aquí tienes unos cuantos consejos para esforzarte:

  1. Cuando entrenes, empieza despacio y a tu nivel e imagina tu estado futuro. Imagínate cruzando la línea de meta de una Spartan Race y completando ese objetivo. Deja que eso te motive para esforzarte más en tu entrenamiento. Si tienes problemas para subir una cuerda, supera tus límites. Empieza con las dominadas y desarrolla esos músculos. Luego, cuando estés preparado... supera los límites. Súbete a una cuerda y haz dominadas en la cuerda. Aprende la forma correcta de subir a la cuerda. Sigue empujando y mejorarás.
  2. El día de la carrera, no quieres lesionarte, pero sí quieres encontrar comodidad en la incomodidad. Esto significa que debes escuchar a tu cuerpo. Si estás roto, repara. Si estás cansado, empuja más fuerte. Hay una diferencia.
    Los que encuentran la suerte la han buscado. No se presionan para tener suerte.
  3. En la preparación de la Spartan Race no hay ningún trébol de cuatro hojas que te haga pasar la línea de meta. El único color verde que verás es el de la nueva medalla de la Beast que puedes conseguir para completar tu codiciada Trifecta, y para los que conquisten ese objetivo este año, créeme, la suerte no tiene nada que ver. Recuerda que las carreras y la preparación de las mismas siguen el mismo modelo: trabajar duro, mantenerse motivado, dedicarse al entrenamiento y superar los límites. Como descubrirás a lo largo de este viaje, se requiere esfuerzo, no suerte.

ROBERT SHIMONSKI Rob es un autor de bestsellers a nivel mundial con residencia en Long Island, Nueva York, que se centra en temas como la tecnología, las artes marciales, el fitness y el OCR. Actualmente es un entrenador físico certificado y un entrenador SGX de nivel 2 para Spartan, centrado en conseguir que los nuevos corredores se preparen para su primer desafío Spartan.